Acerca de la Danza Árabe

Luxor Danza Árabe - Acerca de la danza árabe

En el idioma árabe: رقص شرقي Raks Sharki . También conocida a nivel mundial como bellydance, danza árabe, danza del vientre, danza de la odalisca o danza oriental, es una de las danzas más antiguas y ancestrales del mundo.

La Danza Árabe abarca en realidad diversas danzas de los países de oriente, que se diferencian entre sí de acuerdo a su ubicación geográfica, y hacen uso de diferentes elementos como: bastón, zagats, velo, etc. Ritmos e indumentarias, muchas de ellas hacen parte del Folclor Árabe.

La Danza Árabe desde sus inicios ha tenido un sentido de celebración, en la antigüedad se danzaba en festividades, matrimonios, cosechas, nacimientos y eventos importantes de la vida. Hoy, en el mundo contemporáneo, esta danza se ha transformado a través del tiempo y a la vez se ha extendido de manera dinámica a todos los continentes. Es celebrada a nivel mundial, y es danzada por razones distintas a las de sus inicios, como son la feminidad y la simple alegría de danzar. Aunque también hay un gran interés por estudiarlas a profundidad, a través de años de estudio, requiriendo tiempo y disciplina.

En Colombia y en el mundo, esta danza se ha asociado a la cantante Shakira, colombiana de ascendencia libanesa quien dio a conocer esta danza a través de sus videos y shows inspiradas en la Danza Oriental.

Una Danza Integral

La danza árabe además de abarcar movimientos ondulantes , ritmos orientales y hacer uso de trajes espléndidos, se ocupa también de la parte interna del ser. A través de un re – encuentro con la feminidad, la armonía interna y el bien – estar.

A continuación te nombraré solo algunos de los múltiples beneficios a nivel físico y mental que te proporciona la Danza Arabe:

  • Moldea tu cuerpo de manera natural, haces ejercicio mientras te diviertes.
  • Proporciona elasticidad, relajación y bienestar.
  • Mejora la postura.
  • La danza te desconecta del agite del diario vivir, centrándote y enfocándote en tu propio ser.
  • Ayuda a desarrollar tu sentido de espacialidad, coordinación, concentración, equilibrio y disciplina.
  • Mientras bailas y realizas los pasos tanto por derecha como por izquierda trabajas los dos hemisferios cerebrales, desarrollando a la vez tu sentido práctico e intuitivo.
  • Ejercitas tu memoria a través de conexión de pasos y coreografías.
  • Amplias tu conocimiento acerca de otras culturas.
  • Re-descubres tu espacio femenino, autoestima y autoconcepto.
  • Equilibra y armoniza física y mentalmente.
  • Te ayuda a disminuir peso, una sesión intensa de 60 minutos puede quemar alrededor de 330 calorías.
  • Es una disciplina que no tiene límite de edad ni contextura física. La puedes realizar en cualquier etapa de tu vida.

¡Danzar, es hacerte un regalo a ti misma, es darte un espacio para la alegría y el disfrute!

Laura Rubiano – LUXOR

×