DERECHOS DE AUTOR PARA BELLYDANCERS

DERECHOS DE AUTOR PARA BELLYDANCERS

Artículo Luxor 2017

Hoy he decidido escribir este artículo, por un tema que hace parte del Profesorado de Danza Árabe que imparto, específicamente en quinto año, donde veo la necesidad que las estudiantes que se van a graduar y van a ejercer su carrera como bailarinas tengan en cuenta aspectos como son: los derechos de autor para las bellydancer y bailarines en general. Ya que el desconocimiento sobre este tema nos puede hacer pasar malos ratos, infringir o ser infringidos en temas vitales como nuestros derechos y deberes ante la creación artística propia y ajena.

Las bailainas, como artistas que somos nos centramos más en los aspectos creativos como son la construcción o creación de una secuencia de pasos o movimientos = coreografía,  que en la forma de hacer uso de ellos, y los dos aspectos deberían tener la misma importancia. Haz invertido tiempo, horas de estudio para obtener el conocimiento de lo que estás realizando, ahora debes ver la misma importancia en proteger tus coreografías.

¿Cómo? Primero que todo debes tener claridad en lo siguiente: si la obra es completamente original, es decir 100% creación tuya o si es una adaptación / derivación de una coreografía con autoría de otra bailarina

Muchas veces queremos inspirarnos en nuestro conocimiento y creatividad como artistas y otras veces nos inspiramos en pasos o coreografías de bailarinas maravillosas cuyas secuencias de pasos son únicas y muy originales, que queremos aprender y realizar también.  por ello tomamos talleres y cada bailarina del mundo nos enseña su estilo y secuencias en talleres y workshops.

En el primer caso de que la obra sea tuya, es decir tu creación, puedes acceder a obtener el derecho de autor sobre ella. Hay que tener en cuenta que no toda creación es apta para obtener los derechos de autor. Debe ser realmente original y esto lo decidirá la entidad de derechos de autor de tu país después de analizar varios aspectos.

En el segundo caso que la obra/ coreografía  sea una adaptación, derivación o inspiración de una obra ajena, es totalmente necesario haber pedido (anticipadamente) el permiso del autor a través de una carta de solicitud para no caer en infracciones de derecho de autor.  En esta carta tendrás que comunicar claramente porqué y para qué vas a adaptar o derivar la obra, debes expresar todo: desde porqué quieres hacerlo hasta como piensas presentarlo, al fin y al cabo el autor de la obra tiene todo el derecho de saber que se derivará de ella y de poner sus condiciones. Importante: debes obtener respuesta para poder usarla, no basta con informar. Además si tu solicitud es aprobada debes especificar siempre los créditos para presentarla, esto significa nombrar al autor y especificar que es una adaptación tuya y que obtuviste los permisos necesarios. Nunca debes presentarla como propia u omitir dar los créditos ya que incurres en infracciones como el plagio, en el que se sobre entiende que la estarías presentando como propia.

 

El derecho de autor es posible tanto para las obras originales como adaptadas o derivadas que cumplan con el requisito de originalidad. Es decir que: no se trata en el caso de una obra derivada, hacer una copia de la original de ningún modo. Sino expresar originalmente (adaptar ideas propias y originales = tuyas para un fin concreto) respetar esa obra que te inspiró y que además le vas a aportar; en creación y calidad. Tampoco se trata de cambiarla completamente porque también debe trasmitir el espíritu del autor (la idea principal).  La obra derivada debe ser de tan buena calidad como la original y también debe tener el toque original de quien la adapta. Si esto no fuera así no existirían en el arte excelentes adaptaciones (muy diversas) de obras de ballet muy reconocidas como El lago de los Cisnes del autor Tchaikovski o en la literatura libros como Alicia en el país de las maravillas del autor Lewis Carroll del que se derivaron muchas obras y hasta la película de Walt Disney. Debes tener claridad, ser muy objetiva y analizar si tienes el nivel y la calidad para realizar la adaptación de una gran obra, en nuestro caso, coreografía.

Los derechos de autor están creados por la OMPI – Organización Mundial de la Propiedad Intelectual para proteger las creaciones de los artistas que cumplan con el requisito de ORIGINALIDAD, no cualquier idea podrá ser protegida por derechos de autor.

He expresado una idea general en lo que concierne a la parte coreográfica en el Bellydance, pero los derechos de autor se extienden mucho más allá a lo que concierne todo el trabajo de la bailarina que muchas veces también es empresaria, a esto me refiero a una cantidad de creaciones asociadas con la danza que también producen las bailarinas como lo son:

  • Fotografías profesionales
  • Logos e imágenes empresariales
  • Artículos, ensayos y obras escritas/libros
  • Página web de la bailarina o Academia
  • Diseños de Vestuario
  • Productos multimedia: dvd o instructivos
  • Obras teatrales/ Muestras anuales/ Festivales

El respeto por las obras de la bailarina y sus derechos de autor son esenciales, muchas veces son infringidas por ignorancia y otras veces malintencionadamente. Pero esto no es excusa para perder el respeto ante el derecho que tiene un autor sobre su obra, finalmente y legalmente es el autor(a) quien debe decidir que se hace y que no con su creación, en esto me refiero a:

Cómo decido que mi obra: se presente, se exhiba, se produzca, se emita, se distribuya, se venda, se publique, o en dados casos también el derecho a que quede en el anonimato si así lo desea el autor.

Por lo tanto un artículo como este que estás leyendo, aunque esté presentado a ustedes en un medio digital, no significa que pueda ser usado, cortado, transformado, alterado, etc, solo por el hecho de encontrarse en internet. Debemos recordar que tiene un autor y que SIEMPRE debemos pedir autorización al creador de la obra para hacer uso de ella, pero recuerden pedir autorización no es informar, es obtener una respuesta de permiso del autor ya sea que la obra se encuentre registrada o no y respetar la respuesta, ya sea positiva o negativa.

Es desalentador para un artista encontrar que su esfuerzo e inversión que representa tiempo y dinero sea usado por otros de manera indiscriminada y testaruda, muchas veces por otros “artistas”, sobre todo en internet. Creo que no es necesario tener el conocimiento de los derechos de autor para ejercer el respeto por el trabajo ajeno ya sea representado en una fotografía,  un diseño de vestuario, un artículo o una coreografía, tener presente al creador de la obra es cuestión de consciencia y ética profesional del artista.

La invitación: se consciente del trabajo propio y ajeno, aprovecha las herramientas que hay para proteger tu trabajo como son los derechos de autor en tu país y contribuye al respeto del trabajo del artista y sus creaciones con sencillas acciones como solicitar los permisos necesarios y no usar deliberadamente imágenes, fotografías, coreografías, artículos, etc. de manera inadecuada, esto solo contribuye al decaimiento del arte y afectar la dignidad del trabajo del artista.

Finalmente todos nos vemos beneficiados del arte en muchos modos en la vida! Cuando escuchamos nuestra canción favorita, en las películas que más nos gustan, en las obras teatrales que nos transforman, en un diseño perfecto,  en la habilidad del bailarín que nos transporta, en creaciones maravillosas de seres conscientes que construyen con sus acciones y creaciones un mundo mejor

©onsciencia

© Luxor, 10 de Mayo de 2017, Bogotá – Colombia

×